• corporal1

  • corporal2

  • corporal3

  • corporal4

  • corporal5


Tratamiento de la celulitis o lipoesclerosis generalizada o localizada.

La celulitis afecta casi al 90% de las mujeres. Las causas de su aparición se deben a muchos factores: la mala circulación, el mal drenaje linfático, el sedentarismo o la mala alimentación. También la retención de líquidos acompaña con mucha frecuencia a las mujeres, sobre todo si cuentan con problemas de celulitis.
La celulitis localizada se desarrolla por causas diferentes a la generalizada y se puede presentar en personas que no tienen sobrepeso

Como existen diferentes tipos de celulitis: blanda, edematosa, dura, mixta… y es un problema multifactorial el tratamiento requiere la aplicación de diferentes técnicas y tecnologías, así podemos ofrecer la máxima efectividad y los mejores resultados.

Presoterapia

Técnica médico-estética, que utiliza determinadas presiones de aire sobre diferentes partes del cuerpo, ejerciendo una compresión y un relajamiento alternados. Consigue un masaje circulatorio y un drenaje linfático. Entre los beneficios de la presoterapia, están el tratamiento de los edemas, la mala circulación y la posibilidad de eliminar celulitis e incluso retrasar su aparición, también se utiliza para el tratamiento de la obesidad.

Lipoláser

Tecnología que utiliza luz láser de baja frecuencia. Actúa selectivamente sobre las células adiposas provocando una activación de su metabolismo, lo que permite fragmentar los triglicéridos que son así eliminados con más facilidad por el organismo.

Endomasaje

Técnica de masaje subdérmico que actúa desde el exterior al interior. Combina el masaje por succión que moviliza el tejido de las zonas con celulítis endurecida con infrarrojos que desbloquean la circulación, haciendo que la sangre y el oxígeno fluyan masivamente a los tejidos celulíticos. Consigue una piel más lisa y tonificada.

Termoestimulación integral

Combina calor y electroestimulación. El calor penetra hasta el tejido adiposo que junto con las corrientes, favorecen la ruptura de este tejido y su drenaje, a la vez que reafirma los tejidos.