• mc_web_pell_jove1

  • mc_web_pell_jove2


La piel joven es una piel tersa, hidratada, luminosa, pero necesita una serie de cuidados específicos para su mantenimiento. Es conveniente establecer unes pautes básicas que serán su rutina diaria para toda la vida, la adquisición del habito es importantísimo en esta tipología de piel.

Higiene básica:

La clave es la higiene, para eliminar el exceso de grasa que obstruye los folículos, impidiendo que la piel respire y eliminar las células muertas del estrato corneo, de manera que la piel queda hidratada, libre de impurezas y con un tono más uniforme, logrando equilibrar las capes superficiales de la piel.

Rehidratación profunda:

La piel joven también puede sufrir deshidratación, signos de inicio de descamación, tirantez….Con nuestro tratamiento de rehidratación profunda, limpiamos, exfoliamos y rehidratamos con complejos hidratantes y humectantes Acido hialuronico, NMF,..) y cocteles vitamínicos, que restauran la emulsión cutánea y dan a la piel la turgencia y la humedad que necesitan.